Visitas a mi pagina

Acerca de mi

Soy chileno, tengo 43 años, y soy un hombre demasiado común. Escribo a las cosas simples, de una forma muy clara, poco adornada y directa. Hablo del amor y del odio, del despecho y de los enojos, de la felicidad, la angustia, de los dolores propios y de otros. No me considero un poeta, quizás solo soy un escritor de las cosas mas comunes de la vida. Si te gusta mi forma de escribir, eres bienvenido en mi pagina, disfrútala, comenta y comparte.read more

Contador de Visitas

Flag Counter

Publicidad 1

Nacimiento

Pagina creada el 4 de Octubre 2016

Mi príncipe azul (Cuento)





Mi príncipe azul.
( Cuento )


No se que hora es...

Pero la tarde ya entra, baja su luz el sol que se va a descansar.

Yo sigo acá en mi cuarto tenue, y abrazo mi oso de peluche mientras continuo escuchando la melodía de mi caja musical favorita.

Soy pequeña, soy una nena, de cabellos negros y ojos tristes, tengo un vestido de colores suaves, y estoy encerrada en mi cuarto sola, pensando en la vida y en el futuro, solo dejo a mi mente vagabundear, y me aferro fuerte a mi oso de peluche, sigo pensando, y sigo soñando.

La música de mi pequeña caja de cristal, baja su ritmo, la cuerda que le daba vida se acaba, dejo mi oso en mi regazo, y vuelvo a darle vida a mi música, la melodía vuelve a sonar con fuerza mientras yo, retomo a mi oso de color café en mis brazos, aferrándolo fuertemente a mi pecho. Solo pienso, solo sueño, dejo mi mente volar sin retención, la dejo ir lejos, la dejo inocentemente imaginar.

Simplemente sueño, soy una joven de cabellos castaños, tengo mi rostro suave, y de tez clara, mi cuerpo es delgado, muy finos rasgos delimitan mi silueta, cualquiera diría que soy una joven frágil, mi mirada enmarcada en unos ojos verde esmeralda, dan vida a mi faz casi pálida.

Soy una doncella o princesa de un reino encantado, llena de todo lo que se quisiera tener, solo que no veo gente, solo estoy yo en este mundo sin darme cuenta, estoy sola, y disfruto esta belleza siempre con mucho sol y buen clima, nada es malo, nada es feo, todo es simplemente maravilloso.

Veo y contemplo bellezas sutiles, mis ojos se regocijan con palacios y con carruajes de colores dorados, mi mente vagabundea en paisajes hermosos, llenos de jardines, avecillas revoloteando, y en aromas impensables.

Cierro mis ojitos dulcemente, y me introduzco en ese mundo maravillosos, creado a la medida para mi.

Creo volar, floto por el aire, mi vestido de suaves telas , resplandece en medio del paisaje, yo corro por los jardines, canto con mi bella voz, y miro las flores y los colores que me rodean en una forma armoniosa, nada desencaja en mi mundo, nada, todo es hermoso, nada es gris, nada se parece a mi vida, a mi verdadera vida.

Vida en la cual caigo de golpe, vida en la cual me doy cuenta que ya no soy una nena, ni soy esa joven frágil y hermosa, eso no es, no existe, me doy cuenta de realidades y verdades,,, y que mi oso ya esta desgastado, ya no tiene ese color café que recordaba hace un momento, miro mis manos y ya no son pequeñas, ni delicadamente suaves, al contrario son grandes y con marcas del tiempo, ya nada es lo mismo, ya esta es mi realidad, mi mente despierta y me doy cuenta de que soy una mujer,,, soy una nena hermosa, atrapada en este cuerpo de mujer.

La vida ha avanzado rápido, ya muchas cosas han pasado por mi existir, pero mi mente es distinta, ella se quedo atrás, ella aun busca algo... aun sueño con mis ideales, aun creo que la vida puede ser hermosa, y lucho por eso, y no descanso en buscar continuamente, mi sueño, mi ideal.

Me detengo en mi realidad y recuerdo un pasado verdadero, veo su silueta.

Era una mujer de tez blanca, cabellos castaños, de ojos claros y una voz muy suave y hermosa, tengo recuerdos ambiguos de esa madre que me amaba, que me cuidaba, y que me hacia soñar.

Recuerdo cuando mi madre me hacia dormir, siendo yo muy pequeña , me hacia viajar, me llevaba a estos lugares que ya conozco, que ya son míos, me tomaba de la mano y recorríamos estos senderos maravillosos, yo solo miraba asombrada tanta hermosura.

Ella sonreía feliz y me cantaba, melodías de timbres suaves y felices, caminábamos y me decía la característica de cada cosa, el color y la forma de cada flor, de cada animalito que por mis bosques encantados habitaba.

Yo solo me dejaba llevar por la mano de mi madre, ella supo entregarme todo esto, me hizo ver este mundo invisible para muchos pero real para mi.

Ella me dio este mundo, yo lo acepte y lo hice mio, mi mundo bello e ideal.

Todo era simple, y sencillo nada cambiaba, solo que algo paso...

En mis sueños un día divise en el horizonte la imagen de un alazán blanco, coronado con bellas trenzas, que caían de sus crines plateadas, sentía el sonar de sus casquetes, por la piedra caliza que bajaba del monte vecino, veía la silueta de su jinete, y el resplandor de su traje azul brillante, adornado de platería y oro de finas manos textiles.

No sabia realmente que hacia aquel caballero en mi mundo, pero me llamaba la atención su presencia, ademas que su imagen destacaba dentro de todo lo hermoso que había a su alrededor.

Quien era?, quien seria ese caballero, que entraba en mi mundo?...

Yo solo me senté en una banca blanca, rodeada de un jardín de rosas rosas, miraba las flores y me embriagaba de su perfume, mientras esperaba ansiosa su acercamiento.

Dentro de mi, estaba atenta a los pasos de su caballo blanco, ya estaba cerca.

Ya sabría quien era ese caballero, mi mirada ansiaba deslizarse por el paisaje para verlo, pero yo controlaba sus ansias.

Seguía oliendo y mirando las flores, y una que otra mariposa que revoloteaba incesante entre ellas, con sus bellos colores y su gracioso movimiento.

Ya su presencia la noto cada vez mas cercana, mis nervios me traicionan y mi rostro se llena de cálidos colores, bajo mi mirada, como buscando algo perdido entre la hierba que acaricia mis pies, solo espero con ansias, su saludo, su llegada hasta mi.

El aire de esa tarde, era tibio, algo frío para decir bien, nada en todo este tiempo había intervenido en mi mundo hermoso, nada ni nadie, era extraño lo que pasaba, no entendía, solo sabia que era alguien especial, alguien de quien me habían hablado, alguien de quien me habían dado muchas ilusiones de su real existencia.

Yo no dejaba de recordar todos los detalles de esa persona, buscaba en mi memoria cada señal de como me habían dicho que era, el color de sus ojos, el aroma de su cabello, el timbre de su voz inclusive, todo...

Buscaba todo detalle que me hiciera saber como seria, cuando levantara mi vista.

Busco entre la hierba nerviosa, algo que este entre mis zapatos delicados, en realidad mi intención es no mirar, o no mirarlo a el, tengo miedo, o mas bien dicho timidez, si es eso...

No logro entender que realmente esta pasando, de donde apareció el, o quien lo metió en mis sueños fantasías o delirios.

Solo se, que acá esta, y que tengo un sentimiento extraño que recorre mi cuerpo, y que me hace dudar de levantar la vista , para lograr admirar en detalle, a este hombre que se ha acercado hasta mi.
Como sera realmente?, me atrevo a levantar la vista y a mirarlo?

O sigo buscando entre la hierba, algo que nunca encontrare, y que realmente no me interesa

tanto como para no ver a este príncipe, que me mira buscando una respuesta?

Tengo mi mente llena de dudas, pero a la vez mi corazón, ya esta que se me escapa del pecho.

Sigo evitando todo contacto....


” Hola bella doncella, me concede el honor de saber su nombre? “

Mis pupilas se dilatan, y siento que mi corazón , junto a mi respiración se detienen, mi inocencia y pudor, se denota por cada poro de mi piel , mientras subo la mirada, por la silueta de aquel corcel, buscando lo que tanto ansío.

Denoto un traje ajustado, de una tela opaca, muy suave a la vista de un color azul obscuro, pero brillante, tal vez sea terciopelo u otra tela que no conozco bien, solo se que es de fina calidad, muy limpia y llena de muchos detalles dorados y plateados, bordados con mucha pulcritud, en cada espacio de dicha vestidura.

Fina montura, fabricada a mano, por nobles artesanos, herreros, con brillantes incrustaciones en metales, y con el sello real a un lado, sostienen su cuerpo de contextura mediana, sobre un hermoso corcel de fina sangre.

Según como lo observo, el es muy joven.

Así de joven como siempre me dijeron que seria, es muy apuesto, o bien yo lo miro así, mas no dirijo mi palabra hacia el, solo lo observo, y veo como una sonrisa coqueta se dibuja en sus labios esperando mi respuesta, mientras yo lo observo con curiosidad, y aun en silencio.

No se lo que ocurre, aun estoy incrédula de lo que me esta pasando, yo acá en mi jardín de fantasías, rodeada de mis sueños y cosas maravillosas, me veo asaltada de una situacion que me desconcierta.

Simplemente, lo observo, meditando y pensando, si es verdad o realidad lo que me esta pasando.

Como llego el a mi?

Como en este “mi mundo” tan vasto e inmenso, se cruza en mi camino, sin yo poder ni siquiera saber que hacer?

Me siento descolocada, pero mas aun así, enamorada.

Me cuestiono mil cosas, pero no logro responder ninguna. Solo se que estoy desconcertada.

Dentro de este sentimiento, me animo a contestar un nombre, y solo le digo: “soy princesa”

en un tono levemente suave y delicado.

Mas no me detengo en mirarlo y en sentir que lo conozco desde siempre, y que solo nos encontramos acá, porque tanto el como yo, soñamos con ese ideal y este amor que existe, y que muchos dicen no conocer.

Yo sabia que me buscaría, o que nos encontraríamos, ya fuera acá,o allá afuera.

En ese mundo gris al que no quisiera regresar,,,mas quisiera solo permanecer acá con el, y vivir una vida llena de felicidad y de cosas hermosas.

Solo lo observo....

En silencio...

Su tez blanca, muy cuidada y sus cabellos de color castaño, brillan al sol, y se mueven sutilmente con una brisa juguetona que le acaricia su rostro.

Cual supiera el de su belleza, y de las ansias que tengo de tocar esos labios, que tanto he anhelado y he besado en sueños.

“Este es tu reino hermosa princesa?”.

Siento que mis piernas tiemblan de los nervios, junto a una sensación en mi estomago, que nunca había sentido, me siento extraña, solo se que lo amo.

Si lo amo, con toda mi alma, lo amo.

Obvie su pregunta, realmente no sabia que responderle, y le pregunte otras cosas, creo que me dedique a escucharlo muy sutilmente, me dedique a observarlo.

Conversamos por un largo rato, mas cuando se sentó en la hierba, y me contaba de sus lejanas tierras de donde venia, yo solo escuchaba con curiosidad cada detalle que el me contaba, ni siquiera pregunte su nombre, mas lo conocía, sabia quien era, para que necesitaba un nombre?.

Que momentos mas preciosos e inolvidables fueron esos, aun los siento en mi pecho y en mi alma...lo siento junto a mi ahí en ese jardín, rodeados de tanta hermosura, el y yo solos en medio de mi fantasía.

Solo quisiera robármelo desde acá y llevarlo a mi mundo gris para ser feliz solo con el, y dejar todo el resto de lado, ya que con el, tendría esa felicidad que no tengo.

El amor que siento me esta destrozando, y no se que hacer, el esta inalcanzable, y solo es parte de mis sueños, pero lo amo, no se que hacer? Me siento atada de manos, y mi corazón esta sufriendo por lo que siente...

Como poder cambiar todo, y tenerlo a mi lado, en mi realidad.

Solo eso pienso , mientras abro mis ojos, y miro mi gris entorno, acaricio con la yema de mis dedos, a mi oso de peluche, y escucho como la música de mi caja de cristal, empieza de desfallecer, como desfallece mi alma, y muere mi corazón.

Se que ya debo despertar, y ahora podría responder que ese reino no es mio, es de el.

El es el único ser maravilloso que podría vivir en el, mas yo, solo debo enfrentar esta realidad, que por muy gris que sea, algo puedo darle de luz, o de color, para vivir mejor, y eso haré.

Con el sentimiento que el me entrego, por esos breves instantes en los cuales lo tuve junto a mi, y en los cuales aprendí, muchas cosas.

Mas que nada cosas internas, de mi alma, de mis sentimientos, de lo que soy, y de lo que valgo.

Solo quiero ser feliz, y que con el pasar de la vida, llegue el momento, en que en esas calles opacas de mi ciudad, pueda divisar, entre tantos tonos grises, un color radiante, envolviendo la sonrisa de ese amor inmenso.

Y poder abrazar lo que tanto sentía, y que sabia existía..

Solo quisiera que el nunca me olvide, pues yo no lo haré, y que solo nos busquemos, porque aunque los años pasen o las vidas den vueltas, se que en un lugar de este mundo gris, o en otro mundo, esta nena soñadora, encontrara por fin a su hombre, maravilloso, su príncipe azul.


FIN 
Alejandro Urtubia © 
(03 agosto 2009) 
(Reeditado) 
Alejandro Urtubia © 
Todos los derechos reservados y copyright a nombre de 
Alejandro Urtubia, Texas, USA 2012 
(20 abril 2012)



Related Pics

1 comentario


  1. Hello! Would you mind if I share your blog with my twitter group? There's a lot of folks that I think would really enjoy your content. Please let me know. Thank you all of craigslist

    ResponderEliminar

X

Entradas populares

Seguidores G+

X

Categorias

X

Youtube

Mis Libros

Facebook